El Tribunal de Sentencia condenó a 14 años de prisión a los ex-Presidentes de CAJUBI, Víctor Bogado Nuñez y Mariano Escurra. La fiscalía había solicitado 15 años.
Por su parte Feliz Villamayor y Walter Elías Delgado y César Amilcar Bejarano reciberon 12 años de prisión.
Para Ricardo Antonio Pereira Poletti la condena recibida es de 10 años, mientras Pabla Mieres de Scavenius recibió 6 años.
Por su parte Cibar Insfran fue condenado a 4 años y Gustavo Duré y Edgar Mengual recibieron 3 años de pena privativa.
El tribunal, conformado por las juezas Mesalina Fernández, Rosarito Montanía y Esther Fleitas, decidió revocar las medidas sustitutivas de los acusados y se ordenó arresto para los mimos que serán trasladados inmediatamente a la penitenciaría.
En el caso de Cesar Bejarano y Pabla Mieres, tendrán arresto domiciliario por su elevada edad. La sentencia será entregada de manera íntegra a las partes el próximo 28 de diciembre.
A decir de la presidenta del tribunal, los acusados sabíans bien lo que hacían y “se nota la lesión de confianza, que es bastante grave y es imposible tapar el sol con un dedo”.

Defensa apelará decisión

Por su parte, uno de los abogados defensores, Guillermo Duarte, indicó que el tribunal cayó en los vicios del Ministerio Público y anunció que apelará la decisión.
“Categóricamente obedece a un error esta sentencia”, afirmó el letrado.
Cuestionó que la explicación se haya dado en forma verbal. Añadió que puede que haya habido un perjuicio patrimonial a la caja, pero no necesariamente eso significa que sea un hecho punible.
Aseguró que la sentencia para sus representados, Pabla Mieres, José Suako, José Alonso, Ricardo Poletti, Cibar Insfrán y Gustavo Duré, fue un error.