Se trata del sacerdote Estanislao Arévalos Pedrozo, quien según las denuncias presentadas por padres de las víctimas, habría sometido a dos adolescentes.

El fiscal adjunto Ricardo Merlo presentó acusación y solicitó llevar al sacerdote Estanislao Arévalos Pedrozo a juicio oral y público, en donde debe responder como supuesto autor de abuso sexual en niños. Merlo, a la vez, confirmó a la fiscal Clara Ruiz Díaz para seguir ejerciendo la representación del Ministerio Público en esta causa.

La acusación formulada por el agente fiscal adjunto sostiene que el accionar del religioso está revestido de todos los presupuestos configurativos del abuso sexual en niños. Las denuncias formuladas por los padres de las dos víctimas, de 13 y 14 años, respectivamente, sindican a Arévalos Pedrozo como autor de los manoseos a las partes íntimas de los mismos.

La acusación remarca que las víctimas eran llamadas por el religioso en la oficina para despedirse, para recibir la bendición luego de la misa, momento en el que supuestamente los manoseaba.