Ramiro Vargas Peña, integrante del Centro de Metalúrgicos, señaló que las últimas tormentas registradas fueron particularmente fuertes y ocasionó muchos destrozos, por lo tanto es factible que hayan caído.

Sostuvo que la tormenta pasada fue un “verdadero desastre” y que incluso construcciones bien hechas cayeron debido a las continuas lluvias.

Explicó que cuando se instalan torres chinas, el país comprador debe tener certificados de garantías y recordó que nuestro país no tiene relaciones comerciales con China, por lo tanto, es difícil que se cuente con las garantías correspondientes de dichas torres.

No obstante, Vargas Peña aclaró que no le consta si las torres que cayeron son de procedencia china.

Finalmente refirió la lógica indica que tantas torres que tantas torres no pueden caer luego de un temporal.