El Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón, se refirió a los actos recientes donde fiscales se vieron amenazados en el cumplimiento de su labor, tanto en San Antonio y Puentesinho.
Díaz Verón sostuvo que lo ocurrido en ambas localidades no amedrentará a los agentes del ministerio público y harán cumplir lo dicta la ley.
“Si creen que con esos actos van a cambiar la postura de los Fiscales, están equivocados, especialmente en tema Fonacide” indicó.
Añadió que las recusaciones impiden que el proceso no se desarrolle en forma adecuada y las chicanerías y dilaciones están por matar al sistema.
El fiscal refirió que el narcotráfico es un problema lacerante que no solo corrompió al hombre, sino también a las estructuras del estado.
“Ellos (los narcos) están en todas partes. Tienen tanto dinero que creen que pueden comprar todo”, afirmó.
Finalmente reconoció que el centro neurálgico de los criminales para tráfico de drogas se encuentra en Caazapá, parte de Itapúa, Caaguazú y Misiones”.

Antecedentes

En la víspera, una turba de simpatizantes liberales impidió que el ex-intendente de San Antonio, Raúl Mendoza realice su declaración indagatoria. También en Puentesinho rescataron un camión con drogas y destruyeron el acta del fiscal interviniente.