Estudios del Banco Nacional de Datos Genéticos en Argentina rectificaron la información de que había sido hallada la nieta 120, hija de militantes desparecidos durante el último gobierno militar.

El jueves pasado se informó que María Isabel Chorobik de Mariani, fundadora de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, había hallado a su nieta Clara Anahí Mariani, a quien buscaba desde hacía 39 años.
La noticia fue difundida por la Asociación Anahí, creada por la abuela de Plaza de Mayo para encontrar a su nieta, luego de que la joven María Elena Wherli se presentara en la casa de “Chicha” Mariani con un informe de un laboratorio privado que dejaba “establecida la probabilidad de vínculo en el 99,9 por ciento” con Mariani.
Tras la visita de Wherli, “Chicha” Mariani se dirigió al juzgado federal que tramita la causa por la apropiación de su nieta.
“Allí, con el juez, el fiscal Hernán Schapiro y autoridades de la Conadi (Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad), pudimos constatar la existencia de estudios del Banco Nacional de Datos Genéticos en los que se descarta la existencia de un vínculo filial con la joven”, informó en un comunicado Juan Martín Ramos Padilla, colaborador de Mariani.
El comunicado añade que estos estudios habían sido informados a María Elena Wherli personalmente por la institución el 25 de junio pasado, pero ella jamás hizo mención a los mismos.
Ante la aparición de la joven, el organismo realizó un nuevo entrecruzamiento de datos genéticos.
“Ambos informes son concluyentes en cuanto a que no hay correspondencia entre el perfil genético de esta joven con el grupo familiar de Chicha Mariani ni con el resto de familias que aún buscan niños apropiados”, informó el fiscal de la Unidad especializada en casos de apropiación de niños y niñas, Pablo Parenti.

BBC español