Una banda integrada por aproximadamente 20 hombres perpetraron un asalto a primeras horas de este sábado en Campinhas, Brasil, a 93 kilómetros de Sao Paulo. Los malvivientes realizaron explosiones de dinamita y de un transformador de potencia.

Según testigos, los hombres habrían llegado cerca de las 4 de la madrugada, disparando con fusiles, no solamente contra el vehículo de la empresa, sino contra la sede de Prosegur ubicada en Jardín Nueva Mercedes.

Los delincuentes cerraron la calle e ingresaron al negocio explosionando dinamita, pero el sistema de seguridad liberó gas y los asaltantes huyeron sólo con parte del dinero, indican informes preliminares.

Como señuelo, explosionaron un camión en el camino, donde acudió la policía, mientras consumaban el robo, detalló el periodista Hugo Cáceres.