La Cámara de Diputados de Brasil aceptó el pedido de juicio político contra la mandataria brasileña.

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, este miércoles dio curso a uno de los pedidos de juicio político con fines de destitución contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tras considerar procedente una acusación contra la mandataria por irregularidades fiscales ocurridas en 2015.

Cunha anunció su decisión en una rueda de prensa en la que aclaró que no encontró ninguna objeción para rechazar la acusación y en la que dijo lamentar haber autorizado un proceso que, en su opinión, el país necesitaba enfrentar.

Fuente: EFE