El Intendente de Asunción, Mario Ferreiro, visitó este sábado el Parque Mburicao, refugio de varias familias afectadas por las inundaciones debido a la crecida del río Paraguay.

“La situación no es fácil, estamos tratando de cubrir todas las necesidades con COMUEDA y el área social. Acá dentro de toda la precariedad se hizo un gran trabajo, pero estamos tratando de coordinar tareas con ANDE y Essap para mejorar el día a día de los damnificados”, enfatizó Ferreiro.

El jefe comunal mencionó el problema de principal de las familias que se encuentran en dicho refugio son los baños químicos, que no son vaciados por las empresas responsables. Señaló que ya tomaron medidas al respecto y aseguró a las personas afectadas que “no nos ausentaremos en esta lucha, vamos a trabajar juntos”.

En el lugar hay muchos menores y personas de tercera edad con problemas respiratorios y de piel, a los que se suman la amenaza del dengue y chikungunya, por lo que se organizó la visita de médicos especialistas.

Sostuvo en ese sentido que la situación de emergencia no es solamente en Asunción, sino en 6 departamentos del país, que constituye un drama humanitario.