La autoridad regulatoria brasilera, ANVISA, aprobó la vacuna tetravalente contra el dengue de Sanofi Pasteur, para la prevención de la enfermedad causada por los cuatro serotipos en personas de 9 a 45 años de edad.

“El Dengue continúa impactando fuerte en Brasil con más de 1,5 millones de brasileños afectados directamente por la enfermedad sólo este año,” dice Guilluame Leroy, vice-presidente de la Dengue Company, de Sanofi Pasteur, compañía encargada de la fabricación del medicamento. “La aprobación de la vacuna contra el dengue en Brasil tiene el potencial de reducir significativamente esta tremenda carga y ayudar a Brasil a alcanzar los objetivos de reducción de la enfermedad planteados por la Organización Mundial de la Salud para 2020”.

El dengue en Brasil ha llevado este año a un considerable sufrimiento humano y pérdidas de días de trabajo y productividad, como así también a un impacto negativo en las actividades de negocio y sociales en las regiones afectadas. Hoy, Brasil está gastando 1,2 mil millones de dólares cada año en la enfermedad del dengue, un promedio de 448 dólares por caso hospitalizado y 173 dólares por caso ambulatorio. Hasta el 70% de los casos de dengue en Brasil son reportados en individuos de 9 a 45 años de edad, lo que representa un segmento social y móvil de la población que contribuye además a la diseminación de la enfermedad.

“La aprobación de la primera vacuna contra el dengue es un hito trascendental para la salud pública con importancia crítica para nuestro país, que lidia con la mayor carga de la enfermedad por dengue en Latinoamérica,” dice Joao Bosco profesor del departamento de Salud Comunitaria del Instituto Tropical de Patología y Salud Pública de la Universidad Federal de Goias, Goiana, Brasil.

“El brote de 2015 está todavía muy presente en la mente de los Brasileños, por lo tanto la aprobación de la vacuna contra el dengue es un agregado más que bienvenido a nuestros esfuerzos de prevención actualmente en marcha”
El dengue es una prioridad de salud pública mayor en los países tropicales y subtropicales de Latinoamérica y Asia. Sanofi Pasteur introduce su vacuna contra el dengue primero en aquellos países donde la vacuna tiene el mayor potencial de reducir la carga global del dengue y ayudar a alcanzar las metas de la Organización Mundial de la Salud de reducir la mortalidad en un 50% y la morbilidad en un 25% para el 2020 en los países endémicos. Sanofi Pasteur enroló a más de 40.000 participantes voluntarios en el extenso programa de estudios clínicos de seguridad y eficacia conducidos principalmente en países endémicos y construyó una planta dedicada para la producción de la vacuna en Francia para asegurar la cantidad y calidad adecuada de abastecimiento de la vacuna de manera de cumplir con la demanda de los países endémicos para la introducción.

Carga de la enfermedad por dengue
De acuerdo con la OMS, el dengue es hoy la enfermedad transmitida por mosquitos de más rápido crecimiento en el mundo, causando cerca de 400 millones de infecciones cada año.1 En los últimos 50 años el dengue se ha diseminado y, de estar presente en un puñado de países es ahora endémico en 128, donde viven alrededor de 4 mil millones de personas. Asimismo, la incidencia por dengue se ha incrementado 30 veces en el mismo período. 2, 3

Aun cuando el dengue afecta a personas de todas las edades y estilos de vida, el gran número de casos de dengue en el mundo ocurre en segmentos sociales y de población con alta movilidad que incluye a preadolescentes y adultos.4

La vacuna contra el dengue de Sanofi Pasteur es la primera vacuna en el mundo en tener aprobación para la prevención del dengue. Las primeras dosis de la vacuna han sido producidas y la capacidad de producción a gran escala estará alcanzando 100 millones de dosis de vacunas por año.