La Policía española ha desarticulado una organización que empleaba ritos vudú para explotar sexualmente a mujeres nigerianas.

Una de las mujeres, que eran obligadas a prostituirse en Madrid y Canarias, fue liberada mientras que cinco miembros de la red fueron detenidos.

Esta mujer, según informa la Dirección General de la Policía, fue captada por la organización a través de su propia madre y convencida para venir a España a ejercer la prostitución con la promesa de que en un año habría ganado suficiente dinero para pagar la deuda que contraería con la red, que ascendía a 55.000 euros.

Antes de viajar a España, la víctima fue obligada a realizar un ritual de vudú con el fin de someterla a la organización bajo la amenaza de morir si incumplía los términos pactados con la banda.

El grado de control logrado por medio de estos rituales es tal, afirma la Policía, que las madames encargadas de controlar a las mujeres no precisan estar en el mismo lugar que ellas, bastando con una llamada telefónica para que las víctimas obedezcan ciegamente.

Todas ellas ejercían la prostitución durante largas jornadas y normalmente en la calle, donde estaban expuestas a todo tipo de agresiones, inclemencias, falta de higiene y enfermedades.

Esta operación se enmarca dentro del plan de la Policía contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, puesto en marcha en 2013 y que supuso la activación de la línea telefónica 900 105 090 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.
Fuente: Agencia EFE