El menor estaba desaparecido desde la mañana de este viernes, en medio de la intensa tormenta que azotó al área metropolitana.

Los Bomberos Voluntarios buscaban a un menor de edad que fue arrastrado por el raudal hacia el arroyo de Capiatá.
El pedido de rescate se hizo para un menor que cayó al arroyo de Capiatá, ruta 2, km 20. Según el reporte el menor estaba a 1000 metros de su vivienda que fue alcanzada por las aguas de la intensa lluvia.

Intervinieron la compañía de Bomberos de Capiatá, en tanto que un grupo de voluntarios de Itauguá y de Búsqueda y rescate cooperaron en la intervención.