Dos semanas despues de triunfar en las elecciones elecciones legislativas, la oposición venezolana denunció lo que calificó de “Golpe de estado judicial”.El secretario ejecutivo de la coalición Mesa de la Unida Democrática (MUD), Jesús Torrealba, protestó por la impugnación de 22 de sus diputados electos.

La impugnación de los diputados electos tuvo lugar ante la sala electoral del Tribunal Supremo, el cual niega haber recibido la citada denuncia.

Entretanto, este miércoles, 13 magistrados de esta instancia serán designados por la mayoría gubernamental, en una sesión extraordinaria convocada por el presidente de la Asamblea y número dos del gobierno: Diosdado Cabello, ya que el período ordinario concluyó el 15 de diciembre.

En principio las nominaciones estaban previstas para el martes pero no se alcanzó el quórum. Los analistas destacan que el Tribunal Supremo de Justicia, y en particular su poderosa Sala Constitucional, podría convertirse en árbitro de la dura cohabitación que se perfila entre el oficialismo y la MUD con el riesgo de un “bloqueo institucional”.

RFI