Este jueves, el Gobierno de Juan Manuel Santos, decidió liberar a 16 de los 30 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) indultados el pasado 22 de noviembre, informó la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Son 9 hombres que guardaban reclusión en La Picota y 7 mujeres que estaban recluidas en El Buen Pastor, todos ellos condenados por rebelión. “El indulto a estas personas no tuvo como fundamento su condición de salud, sino la naturaleza del delito por el que se encontraban en la cárcel”, explica el comunicado.

Los mismos están obligados para permanecer en libertad a “no regresar a las filas de las FARC” para, “en esa medida, contribuir a la construcción de la paz”. “Eso significa que no pueden reincidir en el delito de rebelión, que deben comenzar su proceso de reincorporación a la vida civil”, ha aclarado.

Los ahora ex-guerrilleros recibirán la asistencia médica que requieran y después, 4 de ellos viajarán a La Habana, con la autorización del Gobierno, para “recibir información del contenido de los acuerdos alcanzados como preparación para su trabajo de pedagogía y difusión de los acuerdos, en su condición de constructores y promotores de paz”.

“El resto de indultados regresarán a sus ciudades y al seno de sus familias con el apoyo de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR)”, ha dicho el Alto Comisionado, señalando que “la ACR ha creado un programa transitorio de reincorporación para que estos hombres y mujeres reciban todas las garantías necesarias”.

El Alto Comisionado ha destacado que se trata de “un primer gesto unilateral del Gobierno luego de evaluar el cumplimiento del cese unilateral (de las hostilidades) por parte de las FARC, la consecuente disminución de la violencia y los avances del proceso de paz”.

Fuente: RCN Radio