El Médico Forense, Pablo Lemir, que realizó la autopsia a Osmar Martínez, confirmó que la muerte del condenado por secuestro fue de un paro cardiaco por causa de un aneurisma.

“Es una muerte natural producto de un paro cardíaco debido a un aneurisma” indicó el galeno.

Explicó que la hipertensión arterial se encuentra entre los denominados como enemigos silenciosos al igual que la diabetes y otras enfermedades.

Lemir indicó que Martínez no presentó ningún síntoma que pudiera advertir alguna complicación sobre su salud.

“Una vez que tenes el aneurisma es inoperable e intratable, lo único que sabes es que te vas a morir” terminó diciendo el médico.

https://soundcloud.com/780-am/dr-pablo-lemir-forense