Tribunal de Sentencia presidido por la juez Leticia Frachi condenó a Ángel Antonio Paredes a 22 años de cárcel, y, a Francisco Miguel Caballero a 15 años, tras haber sido declarados culpables del asesinato de Juan Manuel Ortiz Martínez, quien falleció por una puñalada en el pecho en octubre de 2012.

Los mismos fueron declarados culpables del asesinato por la comisión del hecho punible de homicidio doloso, ya que las pruebas presentadas permitieron demostrar la existencia del hecho punible y la responsabilidad de Ángel Paredes y Francisco Caballero.

En este contexto, la fiscal de Dora Nohl, señaló estar conforme con las penas impuesta por el Tribunal, atendiendo se logró hacer justicia y se ajustó a Derecho.

Antecedentes

Según el informe del Ministerio Público, el crimen ocurrió el 22 de octubre de 2012, cuando Ortiz Martínez descendió de un trasporte público, y al segundo fue interceptado por dos desconocidos, quienes intentaron despojarlo de sus pertenencias y tras resistirse recibió una puñalada en el pecho. En el lugar del homicida ataque los efectivos policiales encontraron la mochila de la víctima, cuyo tirante fue cortado por los hoy sentenciados; y en su interior estaban los documentos y el celular del joven, que no fueron llevados por los delincuentes.