El Tribunal de Sentencia resolvió admitir el pedido del Ministerio Público y en ese sentido, aceptó la constitución del juzgado en el lugar donde ocurrió la masacre. Asimismo, la prueba incidental consistente en el informe policial, así como el sicológico y siquíatrico que se debe practicar a los acusados.

Se rechazó el pedido de nulidad de las defensas que buscaban anular acusación fiscal y la declaración de loss acusados, argumentando que no se violentó ninguna garantía, según confirmó la actuaria antes del reinicio del juicio oral y público, tras reiteradas suspensiones.