Ante las denuncias de George Clooney y Jada Pinkett y su llamado a no asistir a premiación, la presidenta promete cambios y asegura que trabajará por la inclusión. Sin embargo, Will Smith anunció este jueves que no asistirá a la ceremonia de los Óscar 2016, al igual que su esposa.

Tras el llamado del director Spike Lee y el de la actriz Jada Pinkett, esposa de Will Smith, a no asistir a la ceremonia de los premios Óscar debido a la falta de diversidad por la ausencia de actores, cineastas y películas de afroamericanos en las nominaciones de este año, lo que sugiere una discriminación racial, otras figuras se sumaron al boicot. Uno de ellos es George Clooney.

Mediante un comunicado, el actor destacó que figuras y qué cintas pudieron ser nominadas. “Hay cuatro películas que pudieron haber estado nominadas. Creed, Concussion le pudo haber dado una nominación a Will Smith, Idris Elba pudo haber estado nominado por Beasts of No Nation y la cinta Straight Outta Compton se quedó fuera. Y definitivamente fue ridículo el año pasado cuando Ava DuVernay, directora de Selma, no fue nominada. Honestamente, debe haber más oportunidades… Por cierto, estamos hablando de afroamericanos. Para hispanos, es aún peor. Necesitamos mejorar en esto”, concluyó.

La respuesta no se hizo esperar. Cheryl Boone Isaacs, presidenta de la Academia, anunció cambios drásticos. “Me siento afligida y frustrada por la falta de inclusión. Es hora de hacer grandes cambios. Se tomarán medidas para modificar la composición de nuestra membresía, la orden es apostar por la inclusión en todas sus facetas: género, raza, etnia y hasta orientación sexual”, puntualizó.

La decisión de Will Smith

En conversación con Robin Roberts, del programa “Good Morning America”, el actor manifestó que no está cómodo con la idea de asistir a la ceremonia, al igual que su esposa, por lo que no estará presente.

“Mi esposa no va. Hemos hablado de ello. Somos parte de esta comunidad, pero en este momento estamos incómodos de estar allí y decir que todo está bien”, manifestó el actor cuando fue cuestionado por su asistencia en los Óscar.

El intérprete de 47 años también aprovechó la entrevista para criticar la falta de diversidad en los premios, que durante las dos últimas ediciones no ha tenido actores negros en sus nominaciones.

“Las nominaciones reflejan a la Academia, la Academia plasma la industria y la industria refleja a América y ésta evidencia una serie de desafíos que estamos viviendo en nuestro país actualmente, hay una regresión hacia el separatismo, discordia religiosa y racial. Ese no es el Hollywood que quiero dejar”, manifestó.

Fuente: www.larepublica.pe.com