El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado este lunes el virus del zika, presente ya en 24 países de América, como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

El virus, que transmite el mosquito Aedes aegypti —el mismo que el dengue y el chikungunya—, normalmente provoca una infección leve pero se ha asociado a casos de microcefalia en bebés de madres infectadas y a algunos casos de síndrome de Guillain-Barré. Una asociación que ha llevado a la OMS a considerar el zika como una amenaza “de proporciones alarmantes”, como la definió la directora general, Margaret Chan.

Declarar una emergencia de salud pública internacional, decisión que tomó en 2009 con la gripe A y en 2014 con el ébola, implica poner en marcha mecanismos para coordinar la detección, la prevención y la vigilancia del problema; también la posibilidad de movilizar a los expertos de la OMS y fondos.

La última vez que se adoptó esta medida fue en agosto de 2014 debido a la epidemia de ébola en África occidental. La OMS priorizará el desarrollo también de vacunas y nuevas herramientas para el control de mosquitos poblaciones, así como la mejora de las pruebas de diagnóstico.

Fuente: www.who.int