El Arquitecto Ludovico Sarubbi dijo que es de caballeros reconocer si uno se equivoca y que tal vez ocurrió eso, cuando sostuvo que le sería difícil trabajar con el hoy Intendente electo de Asunción.

Sin embargo, el presidente de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay Essap S.A cree que no le faltó al respeto y tampoco debieron tomarse sus expresiones como una campaña política a favor del candidato colorado.

“Mucha gente tergiversó lo que dije, pero la realidad es que tengo que trabajar a favor de la ciudadanía sea quien sea el Intendente”, resaltó.

Sarubbi pidió no polemizar más sobre ese punto y aseveró que “el intendente electo es Mario Ferreiro y tengo que trabajar con él, me guste o no”.

En una conferencia de prensa brindada en Palacio de Gobierno tras reunirse con el presidente Cartes, el titular de Essap dijo que “no podría trabajar” con Ferreiro. Que lo mejor sería Arnaldo Samaniego.