Con la medida, la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) pretende eliminar todo tipo de riesgo para las personas ubicadas en las zonas afectadas por las inundaciones.

El Ing. Víctor Romero, titular del ente energético, sostuvo que ante la negativa de algunas personas de abandonar sus viviendas inundadas y la resistencia de los mismos para permitir que los medidores de la ANDE sean retirados, la institución no puede hacerse responsable de las tragedias que ya se registraron y/o pueden seguir ocurriendo, por tanto, resolvieron dejar definitivamente sin el servicio a todas las zonas consideradas de riesgo.

Romero lamentó la muerte por electrocución de un niño de 10 años en el Bañado Sur de la capital, asegurando que de manera preventiva los funcionarios de la ANDE retiraron sus medidores de la zona, pero los mismos pobladores de manera irregular volvieron a suministrarse la corriente energética, poniendo en peligro sus propias vidas. “Días pasados casi agredieron a nuestros funcionarios que recorrieron los Bañados para retirar los medidores, por una cuestión de seguridad”, añadió.

El mismo agregó que están atravesando con el mismo inconveniente en otros sitios, por ejemplo en zona de Nanawa, donde también se resisten a que los medidores sean removidos, incluso las propias autoridades argumentan que se harán responsables de lo que ocurra. Romero reiteró en la entrevista, que “en lugares inundados no sólo vamos a retirar medidor, habrá corte definitivo. No podemos hacernos responsables”, expresó.

Escucha la nota:
https://soundcloud.com/780-am/victor-romero-titular-de-la-ande-1