Las tres niñas y los dos varones, se encuentran en buen estado de salud, internados en el hospital San Pablo.

La Dra. Rossana Fonseca, del área de Neonatología del Hospital San Pablo, refirió más de 80% de probabilidades de que todos lleguen bien al alta. Explicó que tres de ellos están sin necesitar oxígeno y dos continúan con asistencia respiratoria mecánica y dependiendo de su evolución, se les retiraría entre hoy o mañana.

Nacieron con pesos de 1.200 gramos y 1.400 gramos. En líneas generales, son bebés prematuros que nacieron con cierto grado de inmadurez pulmonar y presentan una buena evolución, aunque aclaró que requerirán entre un mes y mes y medio de internación.

Mencionó que los médicos se abocan a “ir quemando etapas” y aguardar primeramente a que no aparezcan complicaciones entre hoy y mañana. “Se están portando muy bien”, insistió al referirse al buen estado de los recién nacidos. Mencionó que los quintillizos actualmente se alimentan a través a una sonda que va a sus estómagos . “Ya hemos iniciado una mínima alimentación con una sonda y a través de una vena, para sostenerlos”, refirió.