Para el intendente asunceno, la prioridad es conseguir el dinero para realizar la ampliación del sistema desague pluvial en la ciudad.

Ferreiro sostuvo que la carencia del alcantarillado es el problema de fondo y que la única vía para terminar con los raudales y la destrucción de calles es construir más desagües.

El Intendente reconoció que debe trabajar en forma coordinada con la Essap que tiene a su cargo lo referente al desagüe cloacal y pondrá todo el empeño de su parte para que se hagan en forma las cosas.

Finalmente reiteró que lograron conseguir insumos para iniciar este fín de semana los bacheos en algunas calles.