El fiscal general Javier Díaz Verón denunció ayer ante la Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia a cuatro abogados que recusaron a 34 agentes fiscales en dos investigaciones.

Se trata de los abogados José Domingo Almada, Osvaldo Bittar (del mismo estudio jurídico), Mario Daniel Britos y Fátima Méndez, que forman conforman la defensa en los casos de planilleros en la Justicia Electoral y la megaevasión en la Subsecretaría de Tributación.

La denuncia es por ejercicio abusivo del derecho y litigantes de mala fe. La Fiscalía General del Estado pide sanciones contra los profesionales que abusivamente y con ánimo de dilatar investigaciones recusan en masa a agentes fiscales, tanto de Delitos Económicos como a los de las unidades penales ordinarias.

En el caso de la megaevasión, Almada y Britos impugnaron ante la Sala Penal de la Corte la confirmación de 20 fiscales, por parte de Fiscalía General. En la investigación por supuestos funcionarios planilleros de la Justicia Electoral fueron 14 los recusados ante la máxima instancia judicial.

En contacto con la 780 AM, Almada negó ser “chicanero” y aseveró que los fiscales recusados realizaron diligencias a espaldas de la defensa. “No es una cuestión personal, respeto a los fiscales, yo estoy haciendo mi trabajo y voy a afrontar lo que venga”, enfatizó el letrado.