Se trata de Brígida Aguilar, la fiscal que imputó al intendente de Ypané Horacio Ortiz por supuesto desvío de más de G. 1.870 millones de los recursos del Fonacide.

“Me llamaron personas ligadas a políticos a amenazar con llevarme al Jurado de Enjuiciamiento sino me apartaba de la investigación contra el intendente Ortiz”, expresó a Radio 1º de Marzo la agente de J. Augusto Saldívar.

Se refirió al pedido que realizó la Bancada liberal del Senado, para que el JEM la investigue por supuestas irregularidades en la causa, e indicó que se inhibió de la misma tras las amenazas que recibió.

Agregó que la investigación está a conocimiento público y recordó que la denuncia por lesión de confianza contra el intendente provino de la propia Contraloría, desmintiendo así las acusaciones del senador Luis A. Wagner.

“Si yo no voy a darle credibilidad a la institución del Estado que es el órgano contralor de los fondos del FONACIDE (Contraloría General), no sé en qué Estado de Derecho nos encontramos”, enfatizó la agente del Ministerio Público.

Resaltó que desde que inició la investigación se estuvo tratando de desviar la atención arguyendo que detrás de la misma estaban cuestiones políticas. En ese sentido, aseveró que “ningún poder del Estado tiene injerencia sobre otro poder”.

“Realmente es muy difícil nuestro trabajo. Si esto sigue el curso que está tomando va a sentar un precedente nefasto y no creo que ningún fiscal quiera volver a investigar casos que involucren a políticos”, aseguró.

Finalmente, recordó que cuando aún estaba al frente de la investigación conversó con el fiscal general Javier Díaz Verón, quien en ese momento le brindó todo su apoyo.