El fiscal Jalil Rachid confirmó que solicitó el rechazo de la recusación planteada en su contra y de sus colegas, por carecer de fundamento jurídico.

Rachid explicó que la intención del Ministerio Público es que se haga el juicio del caso Curuguaty, que fue trabado por decimocuarta vez.

“Yo no tengo noticia de que fuimos confirmados, ya pedimos que se rechace esta recusación infundada. Nuestra intención es que se haga el juicio, estamos ante jueces que no quieren aplicar sanciones a los abogados”, explicó el agente.

Lamentó además que recién ahora, la Corte Suprema haya instruido sanciones contra los defensores chicaneros y miembros del Tribunal de Sentencia, por no aplicar la acordada disciplinaria que tenían de adorno.

“Hace rato ya debían ser sancionados los abogados defensores por sus chicanerías, ya son muy alevosos”, finalizó el agente del Ministerio Público.