Las tormenta dejó fuera de servicio a 43 lineas de distribución de 23.000 voltios.

El presidente de la ANDE, Víctor Romero, indicó que todas las líneas fueron repuestas y están atendiendo menos de 100 reclamos en el área metropolitana y desde hace 3 días se tiene eventos muy fuertes que ocasionan muchos problemas al tendido de la Ande, sobre todo en el sur y este del país.

Para evitar los cortes energéticos se deben construir líneas subterráneas y más subestaciones, que requerirán una inversión de 5 mil 300 millones de dólares aproximadamente, añadió.
Los Centros de Distribución afectados fueron los ubicados en Lambaré, San Lorenzo, Guarambaré, San Lorenzo, Capiatá, Mariano Roque Alonso, Limpio, Itauguá, Ñemby, La Victoria y Luque, en el Departamento Central, así como a Puerto Botánico, Gral. Díaz, Republicano, de Asunción dejando sin el servicio a las zonas de influencia de los mencionados Centros de Distribución.

Según un informe proveído por la Dirección de Distribución, luego de la tormenta se encontraban en servicio el 50% de los alimentadores de 23.000 Voltios, excepto las zonas de Villeta, parte de San Bernardino, parte de Ypacaraí, algunos barrios de Luque y zonas de Asunción alimentados por el Centro de Distribución de Villeta, Itauguá, Luque, Republicano, respectivamente.