La fiscal de la Unidad Delitos Marcarios Nancy Salomón imputó a Carlos Gill Benítez y a Luis Alberto Núñez Palacios, por violación de la propiedad intelectual y contra la administración pública.

Gill es funcionario del depósito de Evidencias San Pablo del Ministerio Público, por lo que el Fiscal General del Estado ordenó que sea apartado del cargo y puesto a disposición de la Dirección de Inspectoría.

Efectivos policiales del departamento contra Delitos Económicos y Financieros aprehendieron a Núñez en el barrio San Miguel de Guarambaré, tras verificar el interior de la camioneta que estaba a su mando.

Los intervinientes encontraron en el rodado varias cajas, un total de 478 de remeras de la marca Polo, 18 remeras de la marca Hollister, 60 remeras de la marca Adidas, 48 remeras de la marca Nike.

También hallaron 384 bóxers de la marca Calvin Klein, 189 bóxers Prada y 649 de lentes de sol de la marca Quik Silver. Todos presumiblemente falsificados.

El detenido manifestó que las mercaderías fueron sacadas del depósito de Evidencias de La Piedad y entregadas a él por el funcionario, a quien convocó para explicar sobre la situación a los agentes policiales.

Una vez reunidos en el lugar pautado, Gill también fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía Especializada. Ambos se abstuvieron de prestar su declaración indagatoria.