La autopsia determinó que la niña de 14 años que falleció en Vaquería fue castigada con un elemento contundente, no con una rama de guayaba como se presumía inicialmente.

El médico forense Freddy Muñoz realizó el examen post-mortem a los restos de la adolescente e indicó que la misma presentaba lesiones en diversas partes del cuerpo como la espalda, cintura, glúteos y muslos. Para el médico, los golpes que la menor recibió no fue con una rama de planta de guayaba como se sospechaba inicialmente. “Habría sido un objeto contundente para causarle muerte”, expresó, agregando que todo indica que los golpes en la espalda con un objeto semejante al hierro o un pedazo de madera grande, ocasionó su deceso.

De acuerdo a la inspección, el profesional sostuvo que observó la vehemencia del castigo que le propinó presuntamente el padrastro de la menor, pero no se halló ningún tipo de violencia sexual, “no había rastros, ni ese día ni antes”.

Tomás Eligio Ferreira se encuentra procesado por homicidio culposo en la causa, padrino de la adolescente.

Escucha la nota:
https://soundcloud.com/780-am/dr-freddy-munoz