Intensas lluvias caídas en la mañana de este sábado ocasionaron un acumulado de 200mm de agua en la localidad sureña y dejaron nuevamente bajo agua a gran parte de la población.

“Estamos muy ilusionados los pilarenses porque las aguas estaban bajando, pero la lluvia que cayó hoy nos deja descolocados. Tuvimos corte de luz y la motobomba no da abasto”, expresó a Primero de Marzo el intendente de Pilar, Alfredo Stete.

Señaló que se encuentran trabajando juntas todas las instituciones públicas, además de la ciudadanía, pero “no podemos contra la naturaleza”. Enfatizó al respecto que, si bien están trabajamos todos juntos, “dependemos de que no siga lloviendo”.

Stete señaló que varios pilarenses se vieron sorprendidos por el ingreso de las aguas en sus viviendas, por lo que algunos incluso solicitaron perforar el muro de contención para un escurrimiento más rápido del agua de lluvia. Sin embargo, otros vecinos no están de acuerdo con la propuesta.

El Intendente aclaró que la lluvia no afectó al muro de Pilar. Este hecho permite intensificar las tareas en el desagote y asistir a las familias cuyas viviendas quedaron bajo agua, trasladándolas de momento hacia zonas más altas.

“Pilar necesita motobombas portátiles de mucha capacidad, porque varias instalaciones de las casetas y los tableros de las máquinas eléctricas fueron afectados por las aguas y no pueden entrar en funcionamiento”, finalizó.