Tiene por objetivo la destrucción de drogas en zona de Curuguaty, y está a cargo de la SENAD con apoyo de la Fuerza Aérea y la Policía Federal de Brasil.

En la primera jornada de incursión en la colonia Yvy Pyta, con apoyo de un helicóptero, se destruyeron 35 hectáreas de cultivo, 6 campamentos y 4.100 kilos de marihuana picada, con una pérdida de 3 millones de dólares para los financistas. El operativo durará diez días.