La magistrada que dio el veredicto, indicó que solo se ciñó a lo que dictaban las leyes.

La Jueza de Cordillera, Magdalena Narvaez, se refirió a la situación de ex Intendente de Arroyos y Esteros, Gustavo Alfonso, imputado por hechos punibles de lesión de confianza y administración en provecho propio.

El perjuicio que el mismo habría ocasionado a la comuna fue de 845 millones de guaraníes, pero en base a un pedido de revisión de medidas, por compurgar la pena mínima en ese tipo penal, se decidió otorgarle la libertad para que litigue en esa condición.

La Fiscalía aún no presentó acusación y agregó la Jueza que no le corresponde a ella, determinar si es o no un agravante el delito, por el hecho que lo haya cometido un Intendente.