Finalmente la funcionaria Rossana Ayala tuvo una sanción de 30 días sin goce de sueldo por marcar y no cumplir horario.

Según los antecedentes, Ayala iba a marcar en la Cámara de Diputados, para luego ir a su negocio ubicado en el mercado 4, retornando a su hora de salida. El expediente se remitió a la Secretaria de la Función Pública.

La mujer explicó por su parte al juez Walter Ayala, que hacia eso debido a una enfermedad que sufre su padre de avanzada edad. Además de ser madre soltera muchas veces tenía que ir junto a sus hijos.

Finalmente la SFP, resolvió darle una sanción de 30 días sin goce de sueldo, ahora la mujer se encuentra en una de las salas de informática cumpliendo horario.