La feria de descuentos denominada ‘Black Friday’ sirvió para demostrar el impacto negativo que tiene para los comerciantes la ley que pone topes a los intereses de las tarjetas de crédito. El uso del plástico disminuyó considerablemente.

“Los comerciantes están sintiendo la menor utilización de las tarjetas de crédito. Esto impacta en el comercio y va a seguir impactando en los siguientes meses”, explicó el Dr. César Barreto, Economista.

Detalló que tras la promulgación de la ley que estipula el tope de interés, las entidades financieras que emiten tarjetas de crédito han suspendido las promociones y financiaciones, y que por tal motivo disminuyó considerablemente el uso de esta herramienta de compra.

Añadió que anteriormente los consumidores tenían la facilidad de acceder a su compra a un precio muy bajo (gracias a las promociones de las tarjetas de crédito), pero al no existir promoción alguna disminuye considerablemente el uso de las mismas.

No obstante, aclaró que las líneas de crédito para los usuarios de tarjetas están vigentes y que solo depende de los mismos utilizarlos. Sin embargo, admitió que no lo están haciendo y no supo explicar cuál sería el motivo.

A pesar de la disminución considerable en el uso de las tarjetas magnéticas, Barreto enfatizó que la ley que estipula topes de interés ayudará a una mejor administración de los usuarios, especialmente de los jóvenes que la utilizan.