La Ministra Sheila Abed y la fiscala Antisecuestro, Sandra Quiñónez, se constituyeron en la habitación del Penal de Tacumbú para observar las condiciones en que se encuentra recluido Vilmar Acosta, explicó la secretaria de Estado.

Señaló que dieron ”instrucciones de que se lo mantenga aislado y se controle su comida, que se lo acompañe en todo momento y que esté bien”.
Indicó que no le consta la existencia de amenaza de muerte en su contra y negó que reciba un trato diferencial.

A su vez, la fiscal Sandra Quiñónez, dijo que ratificaron las garantías de seguridad del procesado y constataron su lugar de reclusión, que reune las condiciones básicas como cama y ventilador. Acosta agradeció el interés de las autoridades.
La ministra de Justicia reiteró que Neneco no tiene ninguna atención diferenciada, sino más bien se encuentra aislado para evitar incidentes, porque es una persona con alto riesgo.