Santiago Peña, explicó que el 2015 fue un año de ajustes económicos importantes y nuestro país padeció el impacto de la caída estrepitosa del principal socio comercial, Brasil.

Sin embargo un indicador importante es que el presupuesto de este año priorizará inversiones sociales y públicas y eso permitirá tener tasas de crecimiento incluso superior al año pasado, además es una buena noticia el repunte en el comercio fronterizo.

Por otra parte, sostuvo que la deuda con PDVSA sigue siendo negociada, pero aún no se puede llegar a un entendimiento sobre la propuesta paraguaya de descuento sobre la deuda total que asciende a 270 millones de dólares. Los problemas macro económicos en ese país no se pueden dimensionar y eso dificulta cualquier negociación.