Roberto Codas y Fernando Campos, directivos de la mencionada fábrica recibieron una orden de captura por no presentarse a declarar a una audiencia preliminar, dictada por el juez.

Los mismos no presentaron un justificativo de la ausencia y por lo tanto el juzgado determino su captura. Igualmente no se presentaron Elena Codas y Sara Codas de Friedman, sin embargo éstas si se excusaron por la no presentación.
Todos ellos deberían de haberse presentado ante el juez penal de garantías el 13 de noviembre pasado, pero no lo hicieron. La orden de captura fue dictada el 27 de noviembre por el Juez Bienvenido González.
Los mismos están acusados por supuesto hurto agravado de unas 5.176 toneladas de azúcar orgánica de dicha fábrica azucarera, informó Richard González de Radio Guairá, integrante de la Megacadena de Comunicación.