Para la dirección de Jubilaciones del Ministerio de Hacienda, lo tiene en su nómina como difunto.

Se trata de Juan Ramírez, suboficial Mayor retirado la Policía Nacional, quien se encontraba en un tratamiento debido a una enfermedad que padece, y grande fue su sorpresa al enterarse en ventanilla que no podría cobrar debido a que esta “muerto”.

“En tiempo y forma hice todos los trámites, si no corre ese expediente no voy a poder entrar a la planilla de diciembre”, relató el ex uniformado. Además mañana ya cierra el plazo para ingresar las planillas para cobro de aguinaldo y no estaría entrando su nombre debido a la irregularidad.

Contó que desde setiembre pasado se le cortó la remuneración y que de corregir el inconveniente, el dinero será irrecuperable.