Las Comisarias y Sub Comisarías, de Ñeembucú son las más afectadas por los estragos que causa la crecida del río.

La Crio. Elisa Ledesma, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, indicó que algunas dependencias policiales debieron ser trasladadas a otro sitio ante el avance de las aguas, pero aclaró que el personal policial se queda en su zona.

Los uniformados, incluso, deben patrullar sus áreas de cobertura a bordo de una lancha, a fin de evitar los robos en las viviendas de las familias evacuadas.

Otros puntos afectados son Puerto Elsa, donde se tienen nueve puestos policiales afectados y una en el Bañado Sur.