Los senadores Blas Llano (PLRA), y Luis Castiglioni (ANR), fueron los proyectistas de la ley “Que prohíbe la reventa de entradas a cualquier espectáculo público.

En caso de ser sorprendido un infractor, deberá pagar 3 salarios mínimos o más de multa para revendedores, incautando los tickets que se encuentren en su poder, según proyecto de ley contra reventa presentado. En caso de ser reincidentes, se sancionará con pena privativa de libertad de tres meses a tres años.

Esto es debido a que se volvió habitual, ante cada evento de trascendencia, los primeros en quedarse con las entradas son los revendedores, quienes ponen a la venta los tickets a costos incluso triplicados.
Vía: Blas Barrios