La etapa final del juicio por el desvío de fondos de la Caja de Jubilados de la Itaipú comienza hoy con los alegatos del Ministerio Público.

El Fiscal acusador Aldo Cantero argumentó que gran parte del dinero malversado fue catalogado como pérdida real.

Sobre el envío de remesas a Euroinvest por parte del venezolano Marcelo Barona, el agente fiscal señaló que a inicios de la investigación, el perjuicio patrimonial contra la caja ascendía a 50 millones de dólares, pero con la generación de otras causas derivadas más los intereses, el perjuicio subió a 176 millones de dólares.