El hecho ocurrió el 18 de julio de 2015 sobre la vereda del Banco Itaú, ubicado en la esquina de Oliva y Chile.

El juez penal de Garantías de feria, José Delmás, interino de su colega María Gricelda Caballero, ordenó esta mañana la prisión preventiva de Carlos Christofer Argüello Sullow, de 26 años de edad. Él permanecerá en el Departamento Judicial de la Policía durante 10 días, y luego será trasladado a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

El joven, de profesión diseñador gráfico, fue imputado por el fiscal Jalil Rachid por obstrucción al resarcimiento en accidente de tránsito.

Según Delmás, por más que el Ministerio Público haya solicitado medidas alternativas a la prisión, existe una serie de requisitos que el juzgado debe analizar para otorgarle o no esas medidas. Al respecto, explicó que el abogado del imputado, Juan Luis Giménez Pedrozza, no presentó certificado de vida y residencia de su cliente, por lo tanto, no se puede constatar su arraigo, a los efectos de sujetarse al proceso.

Tampoco presentó la condición de dominio de la caución real que ofreció. Por otra parte, el juez manifestó que particularmente analizó lo dispuesto en el artículo 243 del CPP, numeral 4, que habla del comportamiento del imputado. En este sentido, expresó que no hubo voluntad de someterse al proceso por parte de Argüello, ya que huyó luego de atropellar a la mujer.

El magistrado acotó que si dentro de esos 10 días el imputado presenta los requisitos necesarios, podría ser beneficiado con una medida menos gravosa.

De acuerdo con la imputación, el 18 de julio de 2015, a las 8:00 aproximadamente, Argüello, luego de realizar una maniobra imprudente con su vehículo, subió a la vereda del Banco Itaú, ubicado sobre Oliva esquina Chile, y se llevó por delante a Karina Diana Larrosa Cáceres, quien se encontraba caminando en la acera. Menciona, además, que el imputado no se quedó a auxiliar a la víctima y huyó del lugar.

Después de un tiempo la mujer consiguió el video de un circuito cerrado que había captado el hecho e inmediatamente lo viralizó a través de las redes sociales con la intención de hallar al culpable. A partir de allí se observó la matrícula del vehículo y luego se pudo identificar a Argüello.