En total son 200 los testigos que propuso la Fiscalía, por lo que se presume que el juicio podría extenderse hasta mediados de año, de no mediar dilaciones.

Por ahora solo prestaron testimonio 15 personas y ayer fueron cuatro policías del Grupo Especial de Operaciones del Alto Paraná. Los mismos, coincidieron que Rubén Villalba dirigía al grupo de campesinos armados y que fueron los primeros en disparar en el enfrentamiento que dejó varios muertos.

Informe: Anahí Coronel