La Dirección de Pesca de la Secretaría del Ambiente, a través de sus regionales y dependencias, se encuentra realizando verificaciones en distintos puntos del país, el cual ya ha arrojado resultados de intervención.

Los fiscalizadores continuarán los controles en forma conjunta con la Prefectura Naval con el objetivo de dar cumplimiento a la veda pesquera. Solo se puede comercializar pescados que no sean productos comprobados de acuicultura hasta el sábado 7 de noviembre.

La SEAM recuerda que el incumplimiento de las obligaciones en la materia puede generar sanciones de índole administrativo de 300 a 10.000 jornales mínimos diarios para actividades diversas no especificadas en todo el territorio conforme al Decreto Nº 2598/14.

Realizar actividades de pesca en época de veda constituye delito previsto y penado en la legislación penal ambiental “Que sanciona los delitos contra el medio ambiente”, que establece en su Art. 10º, que serán sancionados con penitenciaría de seis a dieciocho meses y multa de 100 a 500 jornales mínimos legales para actividades diversas no especificadas: “… b) Los que violen las vedas, pausas ecológicas o cuarentenas sanitarias…”.

La veda pesquera se inició el pasado 2 de noviembre 2015 y se prolongará hasta el 31 de enero 2016 en aguas compartidas con el Brasil, y del 2 de noviembre 2015 hasta el 18 de diciembre 2015 en aguas compartidas con Argentina.