Luego de la jornada caótica del lunes, muchos ya previeron medios de transporte alternativo.

La mayoría que posee carrocerías aprovechan para recuperar el combustible, ya que acercar a los que están en su camino puede ser rentable. Otros sacan los autos que solo suelen estar reservados para los fines de semana, y los que son más ambientales, prefieren la bicicleta, o caminata, eso sí, se sale de la casa un tiempo antes para poder marcar a tiempo el reloj.

El servicio público de transporte, es utilizado por al menos 300.000 personas en forma diaria siendo el principal medio de traslado para la ciudadanía.
Desde la medianoche del lunes, choferes de varias empresas iniciaron una huelga de 48 horas, en solidaridad con choferes de la línea 49, que según denuncian fueron despedidos en forma injustificada.

El gremio de empresarios, denunció que las empresas que no se plegaron a la huelga, salieron a trabajar, siendo amedrentados por los huelguistas, rompiendo parabrisas. Sin embargo, Bernardo Rojas, dirigente sindical, desmintió tales acusaciones, diciendo que se trataba de un golpe de seguro.