El legislador del Frente Guasu, señaló que nadie le planteó el tema, pero aclaró que le hubiera recibido con muchísimo gusto a la esposa del dirigente opositor venezolano, Leopoldo López.

“No recibí ninguna invitación a la reunión. Yo creo que hubo un prejuicio por eso no nos invitaron”, explicó.

A su criterio, hubo prejuicios de parte de los organizadores o se armó para que queden como que dieron la espalda a la señora. Fue un “chiquitaje” de la política, sostuvo.

Se mostró esperanzado de que los resultados electorales en Venezuela sirvan para acercar posiciones y profundizar la democracia en ese país, destacó.

Richer aclaró que la sesión con Tintori no fue una reunión institucional del Congreso y que Carlos Filizzola, presidente en ejercicio, tampoco fue invitado a participar.