Indignado con las críticas de la Iglesia a su sangrienta guerra contra las drogas, el presidente de Filipinas difundió un violento mensaje contra los representantes de la religión mayoritaria en el país. Rodrigo Duterte arremetió de nuevo contra los obispos católicos. Afirmó que “son inútiles”…