Instagram da marcha atrás en una de sus decisiones más polémicas. Hace casi dos años, la plataforma de Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, anunció que notificaría a los usuarios si alguno de sus seguidores realizaba una captura de pantalla de las stories.