Con las victimas iba el hijo de ambos de 7 años, quien resultó ileso tras el ataque, buscan que el niño no declare a la fiscalía de la zona.

El esposo, identificado como Ramón Arce, recibió 14 impactos de bala, y su pareja tuvo dos disparos, sin embargo el hijo menor de 7 años resultó ileso y quedó a resguardo del Consulado paraguayo, relató Alcides Albariño, cónsul paraguayo en Uruguay. Aparentemente sería una derivación por un caso de narcotráfico, por la saña con la cual se actuó el sicario y atendiendo los antecedentes del compatriota, Ramón Guerrero Arce.

Albariño, indicó que en estos momentos, además de tener al menor de siete años bajo su tutela, están buscando que no se presente a relatar el traumático hecho, que segó la vida de sus padres.

Finalmente, relató que una joven de 16 años que caminaba en el lugar fue arrastrada cuando el conductor del vehículo y sospechoso del asesinato, la atropelló quitándole la vida.

Las autoridades locales se encuentran buscando a un coche de color gris en las cámaras de seguridad de la ruta, específicamente en la Av. Gianattasio de la ciudad de Canelones.