La Asamblea Nacional de Venezuela dio inicio a la ceremonia de instalación este martes con la nueva supermayoría de la oposición tras las elecciones del pasado 6 de diciembre.

La juramentación se produjo días después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenara suspender la proclamación de los cuatro diputados electos en el estado Amazonas, tres opositores y uno oficialista.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) dio como resultado en las elecciones a 112 opositores y 55 del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El diputado oficialista Pedro Carreño pidió en el pleno que los cuatro diputados electos que se acatara la orden del TSJ y fueran juramentados 163 de los 167 electos.

Mientras la oposición insistía en que pudieran tomar posesión todos los 112, número clave porque dan la trascendental supermayoría de dos tercios a la oposición.

Minutos antes, la vicepresidenta del CNE Sandra Oblitas dijo que “deben ser proclamados todos los diputados”. “Sin excepción”, escribió Oblitas en Twitter.

La MUD propuso como presidente del parlamento al veterano Henry Ramos Allup, lo que justificó diciendo que el “cambio político” no es “de caras o nombres” sino de “modelo político”.

“El mandato del pueblo de Venezuela fue cambiar el modelo político que representa la escasez, el alto costo de la vida y la corrupción”, dijo el diputado Omar Barbosa.

El jefe de la bancada oficialista, Héctor Rodríguez, criticó duramente la propuesta de mesa directiva tachando de “traidores” a los opositores.

BBC