La Dra. Águeda Cabello, directora de Vigilancia de la Salud explicó que el Zika clínicamente da como un dengue benigno, donde las personas trabajan y se movilizan ya que algunos cuadros son inespecíficos.

“El 80% de los casos de Zika puede ser asintomático, puede tener muy pocos signos o se presenta como un Dengue pero con la única diferencia que la roncha aparece al inicio de la enfermedad y no al final, que es lo característico del Dengue. En algunos casos, puede haber cuadro de conjuntivitis u ojos colorados, pero es muy similar al Dengue. Los casos que nosotros detectamos en noviembre del año pasado en Pedro Juan Caballero fueron durante una búsqueda comunitaria. O sea, nosotros fuimos a la comunidad y ahí tomamos muestras. No fue gente que consultó al servicio”, detalla la Dra. Cabello.

Asociación del virus Zika- microcefalia
La epidemióloga señala que hay preocupación en las informaciones de una asociación del zika con la microcefalia.

Sobre los casos de Brasil, la doctora expresó: “Ellos normalmente tenían un promedio de 100 casos anuales de microcefalia y en Pernambuco ya se notificaron 400 en ese momento. A partir de ahí, se empezó a investigar y el 1 de diciembre, la OPS sacó una alerta sobre la posible asociación de Zika con microcefalia”, añade Cabello, al tiempo de poner en relieve que para ese entonces, Brasil ya reportó más de 700 casos y ahora habla de más de 4.000.

La Dra. Águeda Cabello refiere que en algunas personas el virus puede manifestarse el síndrome neurológico o encefalitis desmielinizante o Síndrome de Guillain-Barré.

“El Síndrome de Guillain-Barré es una parálisis motora ascendente, que empieza en los extremos de las manos y los pies. Se trata con gamas globulinas y rehabilitación y puede retroceder totalmente, pero necesita un control en el servicio porque si la parálisis asciende, pueden llegar a producirse problemas respiratorios”, explica Águeda Cabello.